Autor: mairamaderaulloa

Elemento diferenciador, necesidad en el mercado competitivo actual

Hoy en día, el mundo empresarial esta caracterizado por estar inmiscuido en un ambiente altamente competitivo, donde cada día salen nuevos competidores para nuestros productos y servicios, muchas veces igualando los atributos y cualidades diferenciadoras de nuestros productos y servicios. En este contexto, los empresarios deben preocuparse constantemente por lograr dar un valor agregado al cliente final, tal que este perciba mejor sus productos o servicios frente a la competencia, para así lograr finalmente que el cliente compre o consuma sus productos y servicios.

En la búsqueda de lograr una ventaja competitiva duradera y perdurable en el tiempo, se deben revisar todos los aspectos tanto internos como externos de la organización, con el fin de generar procesos de mejora continua que apunten a lograr el objetivo de ser diferenciados en la industria en la cual se compite.

Elemento Diferenciador en las Empresas

Lograr este elemento diferenciador en muchos de los casos no será una tarea fácil, será un proceso complejo que necesitara del esfuerzo de toda la organización, con el fin de orientarse hacia el nuevo enfoque determinado por la dirección en búsqueda de un elemento diferenciador que le permita no solo permanecer en el mercado, sino, buscar ser uno de los lideres.

Una herramienta importante para empezar a plantearse la posibilidad de que se puede lograr tener un elemento diferenciador que le permita hacerse con un lugar en el mercado, es el análisis FODA o también conocido como el análisis DOFA. Este análisis consiste básicamente en revisar los aspectos buenos y malos de y para la organización, tanto en su capacidad y estructura interna, como en las características del ambiente externo en el cual esta se encuentra.

Enfoque DOFA

Revisar las fortalezas y debilidades a nivel interno de la organización y analizar las oportunidades y amenazas del ambiente externo nos permitirán entonces tener un panorama un poco más amplio sobre nuestra situación en la industria y en el mercado.

No debemos dejar de lado la importancia de conocer a nuestros clientes y consumidores, sus necesidades y sus gustos, frente a nuestra capacidad de darle una respuesta eficaz y efectiva a estas necesidades tal y como el cliente final lo desea.

Debido a los constantes cambios y el alto dinamismo por el que esta caracterizado el mundo comercial actual, sumándole los tratados de libre comercio, cada día las compañías cuentan con más competencia, tanto nacional como extranjera, es donde nace la necesidad de generar un elemento diferenciador que permita a las empresas hacerse un lugar, no solamente en el mercado, sino también en la mente de los consumidores.